¿En qué consiste un absceso dental?

36501874_l

Un absceso dental se produce por la acumulación de material infectado en el centro de un diente. Esta infección viene producida por una infección bacteriana, que normalmente suele derivar de una complicación en una caries. Aunque en muchas ocasiones puede aparecer cuando se rompe un diente o se produce un traumatismo en el diente.

Si la pulpa dental muere, el dolor de muelas puede detenerse si no se desarrolla un absceso. Sin embargo, la infección puede seguir activa y continuar propagándose, causando más dolor y destruyendo tejido.

Los síntomas más comunes del absceso dental son:

  • Dolor intenso de muelas.
  • Fiebre.
  • Ganglios inflamados en el cuello.
  • Sabor amargo en la boca.
  • Dolor al masticar.
  • Mal aliento.
  • Sensibilidad de los dientes al calor o al frío.
  • Malestar, inquietud, sensación general de enfermedad.
  • Área mandibular superior o inferior inflamada.
  • Hinchazón de la encía sobre el diente infectado.

Para curar la infección, preservar el diente y prevenir las posibles complicaciones se inicia con antibióticos. Además, los enjuagues bucales con agua tibia y sal calman el dolor, mientras que los analgésicos alivian el dolor de muelas y la fiebre. Si la infección es grave, como última opción se recurrirá a la extracción del diente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>